Blogia
EUROKRISIS

¿PERO NO HABÍAMOS QUEDADO QUE ÉRAMOS DEMÓCRATAS? AH!! SÓLO CUANDO INTERESA, VERDAD!!!

¿PERO NO HABÍAMOS QUEDADO QUE ÉRAMOS DEMÓCRATAS? AH!! SÓLO CUANDO INTERESA, VERDAD!!!

INTENTAN QUITARLE 'DRAMATISMO'

La UE apuesta por seguir la ratificación pese al 'incidente' de Irlanda

  • El 1 de enero de 2009, la fecha para la entrada del Tratado, parece muy improbable
  • Moratinos insistió en que poco más de 800.000 irlandeses no deben decidir el futuro
  • Irlanda: 'En nuestra opinión, es muy pronto para empezar a proponer soluciones'
 
 
MARÍA RAMÍREZ

LUXEMBURGO.- "La vida tiene que seguir", como dijo esta mañana Javier Solana, jefe de Política Exterior de la UE y uno de los afectados por el 'no' al Tratado de Lisboa, pero los Veintisiete sólo han empezado a debatir cómo.

Tras el 'shock' del rechazo irlandés en referéndum, los ministros de Exteriores de la UE, reunidos en Luxemburgo, en su cónclave mensual, decidieron no darle la puntilla al Tratado y continuar en su búsqueda de la emulsión que les permita sacar adelante, una vez más, las reformas que se arrastran desde el comienzo de la década. De momento, los diplomáticos intentan quitarle dramatismo al "incidente", como definió el 'no' el ministro español, Miguel Ángel Moratinos.

El irlandés, Micheal Martin, se enfrentó por primera vez a sus colegas un poco atemorizado por la presión que se le viene encima a su país y las primeras amenazas de que, si la UE se parte en grupos, se puede quedar fuera del equipo de los más partidarios de la integración.

"En nuestra opinión, es muy pronto para empezar a proponer soluciones", dijo a su llegada a la nave destartalada que alberga las reuniones de ministros tres veces al año en Luxemburgo, por un acuerdo de reparto de sedes. Martin insistió en que Irlanda se quiere quedar "en el corazón" de Europa.

En efecto, durante la reunión, ni Martin ni el primer ministro irlandés, Brian Cowen (que ha pedido ayuda a los líderes europeos), ofrecieron detalles sobre cómo tienen pensado conjugar las 'enmiendas' parciales al tratado (presentadas por sus conciudadanos en forma de papeleta con el "no") con su vocación europeísta.

No hubo, tras la reunión ministerial de Exteriores, ningún comunicado conjunto que pusiera en negro sobre blanco el estado de ánimo (o un atisbo de plan) de los asistentes. Sni embargo, Moratinos resumió del modo siguiente los acuerdos verbales entre los Veintisiete, informa Efe:

"Uno, el Tratado de Lisboa no está muerto; dos, no hay período de reflexión; tres, hace falta expresar respeto y solidaridad con Irlanda; cuatro, los procesos de ratificación continúan, y cinco, los irlandeses nos ayudarán a encontrar la mejor vía para resolver esta cuestión lo más rápidamente posible".

El Tratado, en los parlamentos

El 'Plan C' –el B ya era el Tratado de Lisboa después de la fallida Constitución Europea, vuelta a empaquetar con un envoltorio más complicado después del 'no' en Francia y Holanda en 2005-, de momento, es seguir con el proceso de ratificación en los ocho Estados miembros restantes tras la aprobación del texto en 18 parlamentos y su rechazo en Irlanda.

España, como confirmó Moratinos, introducirá la propuesta de Ley Orgánica con el Tratado el 26 de junio en el Congreso y lo aprobará definitivamente a principios de octubre. Reino Unido lo hará este miércoles en la Cámara de los Lores, según David Miliband, el responsable de Exteriores británico; entre los que quedan, la última incógnita es República Checa, pendiente de una decisión judicial sobre la compatibilidad del texto con su legislación y no especialmente fan de un Tratado que acaba con el poder de veto y quita importancia a las presidencias de turno de la UE de los miembros.

En cualquier caso, el 1 de enero de 2009, la fecha prevista para la entrada en vigor del Tratado, parece ahora muy improbable. Los ministros calculan que, si se consigue sacar adelante, el texto podría empezar a funcionar seis meses o un año después.

Moratinos comentó que se debe intentar que se "retrase lo mínimo" y espera que haya una solución antes del turno español en la presidencia de la UE, el primer semestre de 2010. Sin embargo, fuentes diplomáticas ya indican ese año como posible para un arreglo extremo para que las reformas se voten junto al Tratado de adhesión de Croacia, que espera unirse al club de los Veintisiete en un par de años, pero que no podrá hacerlo sin Lisboa o algunos de sus cambios, imprescindibles para que la UE funcione mejor tras la ampliación.

Moratinos insistió en que poco más de 800.000 irlandeses no deben decidir el futuro de un Tratado aprobado por "casi 458 millones de europeos" representados por sus parlamentos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres