Blogia
EUROKRISIS

¿Dónde está la libertad de expresión que tiene que salvar a Europa?

¿Dónde está la libertad de expresión que tiene que salvar a Europa?

Retirado de internet el polémico vídeo antiislámico holandés «Fitna»

AFP LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS 

«Es un día triste para la libertad de expresión en la red (...) pero no hemos tenido otra opción». Así es como anuncia la página web que colgó por primera vez la película contra el Corán «Fitna» (división) en internet que se han visto obligados a retirar el cortometraje, «porque el precio era demasiado alto».En el mensaje que se ha colgado en la página web (www.liveleak.com) se afirma que sus empleados han recibido amenazas «de naturaleza muy seria» por lo que «no nos ha quedado otra opción que retirarlo de nuestros servidores» ya que, según prosigue, «la seguridad y el bienestar de nuestro personal está por encima de todo».El film, realizado por el diputado de extrema derecha, Geert Wilders, ha encontrado muchos obstáculos para ser difundido. La primera página web en la que en un principio se iba a emitir (www.fitnathemovie.com) fue bloqueada la semana pasada después de que la compañía, la americana Network Solutions, recibiese «quejas» sobre su contenido.Rocambolesco itinerarioLa compañía anunció que investigaría «si el contenido del sitio viola la política» de la empresa y el diputado holandés tuvo que buscar nuevas soluciones para difundir su cortometraje de quince minutos, que tampoco fue bien recibido en las cadenas públicas de televisión del país. La opción de presentarla ante la prensa internacional en una rueda de prensa en La Haya también tuvo que ser desestimada después de que se estudiase el elevado coste de las medidas de seguridad que tendrían que haber sido tomadas.Finalmente «Fitna» consiguió superar todos los obstáculos a su difusión y fue emitida el jueves por la noche en internet y en un canal de televisión privado holandés sin que su publicación haya levantado por el momento demasiadas heridas en los países musulmanes o entre las comunidades musulmanas que viven en Europa.Pakistán, Irán e Indonesia han sido los únicos países en mostrar su malestar con la película que tachan de «engañosa, racista y perjudicial para el diálogo interreligioso».Mientras, los musulmanes en Holanda han pedido calma a los musulmanes en el extranjero y que «no reaccionen contra embajadas o turistas holandeses porque hacer daño a Holanda es hacernos daño a nosotros mismos». 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres