Blogia
EUROKRISIS

LA GRAN IMPOSTURA!!!

LA GRAN IMPOSTURA!!!

Los Albertos aterrizan en la Zarzuela para enseñarle al Rey su nuevo helicóptero

17.06.08 | 16:40. Archivado en Casa Real, Análisis

 

(PD).- Una de las primeras cosas que hicieron los Albertos tras la decisión del Supremo de anular la condenado por el caso Urbanor fue visitar a su amigo el Rey para enseñarle el helicóptero que se han comprado recientemente. Mientras otros españoles sufren el rigor de la Justicia, los Albertos salen bien librados y se dan caprichitos aéreos (y lujosos).

En los cenáculos más conspicuos se habla, y mucho, de la mediación de altísimas instancias nacionales para que los tribunales adoptaran la decisión que finalmente ha adoptado el Tribunal Supremo (TS) sobre el Caso Urbanor y la estafa de ‘los Albertos", según informa La Nación.

ATERRIZAJE EN LA ZARZUELA

Lo que tan sólo algunos comentan, los presumiblemente mejor informados, es el que sería uno de los últimos caprichos de ‘los Albertos’: un helicóptero con el que sobrevolar el país y que, entre sus primeros garbeos con tan distinguidos pasajeros, se habría dirigido hasta el mismísimo Palacio de La Zarzuela para que uno de sus grandes amigos, el Rey Juan Carlos, pudiera apreciar de cerca y pilotar su última adquisición. Aunque algunos lo niegan, fuentes solventes lo aseguran.

DE LA VIA AEREA A LA VIA CIVIL

Frente a la vía aérea de ‘los Albertos’, a los accionistas minoritarios afectados por el escándalo del caso Urbanor tan sólo les queda la ‘vía civil’.

Hace unos días la sala de lo penal del Tribunal Supremo anulaba la condena a tres años y cuatro meses de prisión y las sanciones económicas impuestas en 2003 a ‘los Albertos’ más famosos de España (Alberto Cortina y Alberto Alcocer) por su histórica estafa en el denominado ‘Caso Urbanor’, uno de los más sonados de nuestra democracia.

Con una frágil mayoría de once votos frente a siete, el TS obedecía al Tribunal Constitucional, que previamente había anulado la sentencia del Supremo al entender que los delitos de estafa y falsedad documental habían prescrito.

En 2003, el Supremo señalaba que ‘los Albertos’ habían engañado a sus socios en 1988 en la venta de Urbanor, propietaria de los terrenos donde se han construido las Torres Kio.

Sus socios estafados perdieron 24,5 millones de euros (4.085 millones de pesetas) dentro de una operación valorada en 27.000 millones de pesetas (cuando estos terrenos les costaron 1.300 millones).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres